delito-de-hurto

Delito de hurto

El hurto

 

Dentro del elenco de delitos contra el patrimonio y el orden socioeconómico que aparecen tipificados en el ordenamiento jurídico penal se encuentra el delito de hurto, el cual actúa como pórtico introductorio de todos estos delitos y se caracteriza por la presencia de dolo -conocimiento y voluntad- en la realización del hecho punible, lo que excluye su apreciación por imprudencia.

Delito de hurto

El delito de hurto, comprende un tipo básico, varios subtipos agravados y un tipo autónomo bajo la categoría de “sustracción de cosa propia”. Veamos cada uno de ellos:

  • Tipo básico

Se recoge en el artículo 234.1 del Código Penal que expresamente castiga como reo de delito hurto “al que, con ánimo de lucro, tomare cosas muebles ajenas sin voluntad de su dueño”, siendo menor la pena si la cuantía de lo sustraído no excediere de 400 euros.

De la síntesis de este precepto se extraen los elementos delimitadores del hurto que son los elementos objetivos y subjetivos del injusto.

  • Son elementos objetivos:

 

  1. La acción típica consiste en tomar y ha de hacerse sin el empleo de fuerza en las cosas ni de violencia o intimidación en las personas, pues si concurren alguna de estas circunstancias estaríamos en presencia de un delito de robo y no de hurto. También es importante, para diferenciarlo del delito de apropiación indebida, que no se trate de una cosa pérdida o que la misma no se encuentre en poder del autor en concepto de depósito, comisión administración o por cualquier otro título que le obligue.

 

  1. Que se tome la cosa sin voluntad de su dueño, pues si mediare el consentimiento, no habría delito, aunque como señala la jurisprudencia, el consentimiento posterior a la comisión del ilícito sería irrelevante. Se requiere además que ese consentimiento sea válido, es decir, que el dueño de la cosa tenga plena capacidad para disponer de ella y enajenarla (vender, donar…).

 

  1. Que las cosas han de ser muebles y

 

  • Son elementos subjetivos:

 

  1. El ánimo de lucro, es decir, la intención de apropiarse de la cosa en beneficio del sujeto activo o, incluso, de un tercero. En este caso, no se produce un enriquecimiento si no que el animus se agota con el propósito del autor de tener la cosa para sí, de apoderarse de la cosa.

 

  1. Que la acción se realice con conciencia y voluntad, es decir, se trata de un delito esencialmente doloso.

 

Cuestión de suma importancia es la relativa a la consumación del delito. Sobre esta cuestión se ha pronunciado reiteradamente el Tribunal Supremo y señala que, el delito se entiende consumado por el simple hecho de que el sujeto haya tenido la posibilidad de disponer de la cosa, admitiéndose las formas imperfectas en la ejecución del delito como el de la tentativa.

 

En orden a la penalidad, se castiga con la pena de prisión de 6 a 18 meses si la cuantía de lo sustraído excediere de 400 euros y la multa de 1 a 3 meses si no excediere.

 

  • Subtipos agravados

Hay dos grupos:

  • PRIMERO: Los recogidos en el artículo 234.3 del Código, que se castigan con la pena en su mitad superior “cuando en la comisión del hecho se hubieran neutralizado, eliminado o inutilizado, por cualquier medio, los dispositivos de alarma o seguridad instalados en las cosas sustraías”.

 

  • SEGUNDO: Los recogidos en el artículo 235 que recoge las siguientes circunstancias (aunque, si concurren dos o más de estas circunstancias, se impondrá igualmente la pena en su mitad superior):

 

  1. Cuando se sustraigan cosas de valor artístico, histórico, cultural o científico.

 

  1. Cuando se trate de cosas de primera necesidad y se cause una situación de desabastecimiento.

 

  1. Cuando se trate de conducciones, cableado, equipos o componentes de infraestructuras de suministro eléctrico, de hidrocarburos o de los servicios de telecomunicaciones, o de otras cosas destinadas a la prestación de servicios de interés general, y se cause un quebranto grave a los mismos.

 

  1. Cuando se trate de productos agrarios o ganaderos, o de los instrumentos o medios que se utilizan para su obtención, siempre que el delito se cometa en explotaciones agrícolas o ganaderas y se cause un perjuicio grave a las mismas.

 

  1. Cuando revista especial gravedad, atendiendo al valor de los efectos sustraídos, o se produjeren perjuicios de especial consideración.

 

  1. Cuando ponga a la víctima o a su familia en grave situación económica o se haya realizado abusando de sus circunstancias personales o de su situación de desamparo, o aprovechando la producción de un accidente o la existencia de un riesgo o peligro general para la comunidad que haya debilitado la defensa del ofendido o facilitado la comisión impune del delito

 

  1. Cuando al delinquir el culpable hubiera sido condenado ejecutoriamente al menos por tres delitos comprendidos en este Título, siempre que sean de la misma naturaleza. No se tendrán en cuenta antecedentes cancelados o que debieran serlo

 

  1. Cuando se utilice a menores de dieciséis años para la comisión del delito.

 

  1. Cuando el culpable o culpables participen en los hechos como miembros de una organización o grupo criminal que se dedicare a la comisión de delitos comprendidos en este Título, siempre que sean de la misma naturaleza.

 

  • Tipo autónomo

 

Por último y en relación al delito de sustracción de cosa propia o hurto impropio, castiga el artículo 236 del Código como tipo autónomo del delito de hurto “al que, siendo dueño de una cosa mueble o actuando con el consentimiento de éste, la sustrajere de quien la tenga legítimamente en su poder, con perjuicio del mismo o de un tercero”.

Elementos esenciales del tipo son:

  1. Que la acción consiste en la perturbación de la legítima posesión y en perjuicio del poseedor o del tercero.La posesión ha de ser legítima, si la posesión fuere ilegítima estaríamos hablando de un delito de coacciones y no de hurto impropio.

 

  1. Sujeto activo puede serlo el dueño o propietario de la cosa mueble o en su caso, o cualquier persona que realice la conducta típica siendo requisito indispensable para la apreciación del tipo, que la acción de apoderamiento o sustracción se realice siempre con el consentimiento del dueño.

 

  1. Sujeto pasivo es siempre el poseedor legítimo que ve perturbado la pacífica posesión de su derecho.

 

  1. En orden a la penalidad, se castiga con la pena de multa de 3 a 12 meses.

Esperamos que le haya resultado interesante nuestro artículo sobre Delito de hurto y recuerde que si necesita un abogado en Badajoz, puedes contactar con nuestro equipo en el número 924 09 78 03 o 652 335 400.

Le invitamos a que siga nuestro blog para estar al día de todas las noticias y novedades jurídicas. Hasta el siguiente artículo especializado en derecho penal.

Ir arriba